Aceite esencial de Palmarrosa

Planta de palmarrosa

El aceite esencial de palmarrosa resulta excelente para el cuidado de la piel y para el tratamiento de la tensión nerviosa.

La palmarrosa (Cymbopogon martinii) es una planta aromática de tallos altos, originaria de India y Pakistán, si bien en la actualidad se cultiva extensamente en Madagascar, Indonesia, Brasil e islas Comores.

En el siglo XVIII, el aceite de palmarrosa era conocido más comúnmente como aceite de geranio indio, o de geranio turco. Fue transportado en barco desde Bombay hasta Constantinopla y Bulgaria, donde se utilizaba para diluir el aceite de rosa, mucho más caro.

Aunque el aceite de palmarrosa india sigue produciéndose en grandes cantidades, el agradable aroma a rosa del aceite producido en Madagascar es más suave y cuenta a menudo con las preferencias de los conocedores de los componentes de la fragancia.

Desde el punto de vista comercial, el aceite se utiliza como fragancia para la elaboración de jabones, perfumes y cosméticos, así como para aromatizar al tabaco.

Los aceites de citronela (Cymbopogon nardus) y hierba de limón (Cymbopogon citratus) guardan estrecha relación con la palmarrosa, si bien sus propiedades y usos terapéuticos son distintos.

Las hierbas aromáticas son consideradas imitadores naturales, debido a su contenido en moléculas aromáticas similares a las de fragancias más preciadas. El aceite esencial de palmarrosa suele mezclarse con el aceite de geranio, de coste más elevado, mientras que la hierba de limón se diluye con el aceite de melisa para abaratar su precio.

Cómo se produce

El aceite esencial de palmarrosa se extrae por destilación al vapor de la hierba fresca o seca.

Se trata de un líquido de color verde oliva o amarillo pálido con un suave aroma a rosa y reminiscencias de hierba de limón y geranio.

El aceite de jengibre se considera en general de calidad inferior, por tener comparativamente un aroma más áspero, con un matiz picante. En ocasiones ambas plantas se destilan juntas, y el aceite que se obtiene desprende un ligero y agradable aroma a geranio.

Propiedades de la Palmarrosa

En el Ayurveda (la medicina tradicional practicada en la India), tanto el aceite esencial como la hierba desecada de la palmarrosa se utilizan para el tratamiento de enfermedades.

El aceite es incorporado a ungüentos y aceites de masaje para el tratamiento de dolencias reumáticasciática y neuralgias; la infusión de la hierba desecada se recomienda para diversos tipos de fiebretrastornos digestivos e infecciones intestinales.

La aplicación más común del aceite esencial de palmarrosa se da en el tratamiento de problemas cutáneos y en el cuidado general de la piel.

Al igual que los aceites de lavanda y neroli, tiene fama de estimular el crecimiento de células sanas en la piel y de regular la producción de sebo; además, su naturaleza refrescante y antiinflamatoria lo convierte en un agente de gran utilidad en el eccema seco y otras erupciones cutáneas.

También es conocido por sus propiedades hidratantes, sobre todo para pieles envejecidas y apergaminadas: de ahí su popularidad entre los productos de aromaterapia creados para el cuidado de las manos y el tratamiento de la piel seca y arrugada del cuello.

Muchos aromaterapeutas recomiendan su uso como parte del tratamiento del acné. Ello se debe a su alto contenido en geraniol, un bactericida natural de suave acción sobre la piel.

El aceite esencial de palmarrosa constituye un magnífico aceite calmante para masaje y para el baño.

En el aspecto emocional, el aroma de la palmarrosa se percibe en general como calmante, a la vez que tonificante. A pesar de que combina bien con una amplia variedad de aceites esenciales, el aroma de un aceite de palmarrosa de buena calidad despliega por sí solo sus efectos beneficiosos.

Ficha de datos Aceite Esencial de Palmarrosa

Nota de mezcla: Media

Efecto beneficioso: Propiedades curativas en la pie

Utilidad: Versátil

Precio: Asequible

Grupo de aroma: Limón/floral

Belleza natural con palmarrosa

Estas mezclas son sólo una muestra de las múltiples aplicaciones de la palmarrosa en el cuidado de una de las partes del cuerpo más maltratadas: las manos.

Cuida tus manos

Mucha gente presenta a menudo las manos agrietadas por haberlas tenido en agua mucho tiempo, por exponerlas a detergentes fuertes o por realizar trabajos de jardinería o de bricolaje. Ponerse unos guantes de goma siempre que sea posible ayuda a prevenir daños, pero además puedes aplicarte un tratamiento especial para manos. El aceite de palmarrosa es uno de los mejores ingredientes para el cuidado de las manos. Además de ser antiséptico, hidratante y calmante, es barato en comparación con otros aceites esenciales y posee una fragancia de larga duración.

Aceite de masaje para manos

Esta mezcla mejora la circulación y relaja las manos sometidas a un duro trabajo. Aplícala en muñecas y brazos mediante un masaje suave.

Loción para manos

Una excelente crema de día, que se absorbe rápidamente. Úsala para prevenir la sequedad.

  • 25 ml de loción corporal base sin perfumar
  • 2 cápsulas de aceite de onagra
  • 4 gotas de aceite puro de palmarrosa
  • 6 gotas de aceite puro de sándalo

Vierte la loción en un frasco pequeño con tapa de rosca. Pincha las cápsulas de aceite de onagra con un alfiler e incorpora su contenido a la loción. A continuación, añade los aceites esenciales a la mezcla y remueve bien con el mango de una cucharilla. Conserva la loción en un sitio frío, seco y oscuro.

Crema casera para tratamiento de manos

Crema protectora para manos

Utilízala como tratamiento de noche. La miel calma la inflamación y la cera de abejas forma una capa protectora que ayuda a prevenir la pérdida de humedad; los aceites de almendras dulces y onagra nutren la piel, y los esenciales la regeneran.

  • 15 g de cera de abejas, rallada
  • 1 cucharadita de miel clara
  • 160 ml de aceite de almendras dulces
  • 4 cápsulas de aceite de onagra
  • 350 ml de agua destilada
  • 5 gotas de aceite puro de palmarrosa
  • 5 gotas de aceite puro de neroli
  • 5 gotas de aceite puro de lavanda

Funde la cera junto con la miel y el aceite de almendras dulces en un recipiente para el baño María. Pincha las cápsulas de aceite con un alfiler, exprímelas e incorpora su contenido a la mezcla fundida.

Añade el agua destilada, gota a gota al principio, y bate con unas varillas o una batidora a baja velocidad. Después de añadir alrededor de 2 cucharaditas de agua, retira el bol del calor e incorpora poco a poco el resto del agua, sin dejar de batir. Añade los aceites esenciales, batiendo sin parar hasta que la mezcla espese.

Introduce la mezcla a cucharadas en un frasco de vidrio con tapa de rosca o utiliza un recipiente de cosmética.

La crema puede presentar una consistencia firme, pero se funde enseguida en contacto con la piel.

Puede conservarse en el frigorífico durante 6 meses.

Los aceites Esenciales de Palmarrosa más vendidos

Scroll hacia arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies