Aceite esencial de Lavanda

Campo de lavanda

La lavanda es uno de los aceites más importantes en aromaterapia. Aprende a disfrutar de su fragancia en relajantes mezclas para el baño y aprovecha al máximo sus propiedades curativas naturales.

El resurgimiento de la aromaterapia y el renovado interés que despierta hoy en día esta rama de la medicina natural se debe en gran parte a la lavanda.

A lo largo de la historia, esta planta ha gozado siempre de un gran prestigio, gracias a sus asombrosas propiedades curativas, que la convierten en uno de los aceites esenciales más importantes.

Además de ser un antibiótico natural y un agente antiséptico y cicatrizante, resulta también eficaz como antidepresivo y sedante.

La mayoría de los aceites esenciales requieren una disolución en un aceite vehiculador antes de su uso (por ejemplo aceite de semilla de uva o de almendras dulces); en este sentido, la lavanda es excepcional, ya que es tan suave que en algunos casos puede utilizarse de forma aislada.

Una gota sobre un emplasto, por ejemplo, puede acelerar el proceso de curación y protección de la piel frente a una infección.

Una simple gota en la almohada, o unas cuantas gotas en el agua del baño, por la noche, te ayudara a dormir.

En estados de nerviosismo, verter unas gotas en un pañuelo de algodón y olerlo a lo largo del día ayuda  a calmar esos nervios.

El aceite resulta beneficioso por su capacidad para restablecer el equilibrio tanto de la mente como del cuerpo, favoreciendo así el proceso de curación. Tanto en el agua del baño como en masajes, la lavanda esta también indicada para los dolores musculares.

Aplicada mediante un suave masaje sobre el bajo abdomen la lavanda ayuda a aliviar los dolores menstruales.

La suave naturaleza de este aceite hace que resulte ideal también para niños y bebés. La lavanda se ha revelado de gran utilidad contra las infecciones infantiles, además de ayudar a calmar berrinches y rabietas.

De flor a aceite

En aromaterapia se utiliza generalmente la lavanda común (especies Lavandula angustifoliaLavandula officinalisLavandula vera). Esta variedad no debe de confundirse con el cantueso (semejante al espliego), que tiene un efecto diferente sobre el cuerpo y la mente. Si bien es difícil de encontrar, evita el aceite esencial de cantueso (lavándula stoechas), ya que no posee las mismas propiedades que la lavanda común y no es apropiado para su uso domestico.

La principal zona productora de lavanda es el sur de Francia. Durante muchos años los habitantes de estas regiones recogían la lavanda para venderla a los perfumistas de Grasse. Sin embargo, en los años 50, el aumento de la demanda desencadeno el cultivo intensivo de esta planta. Es tal la fama de la lavanda que en la actualidad se cultiva en lugares como China y Tasmania.

Para convertir las brillantes flores moradas de la lavanda en aceites esenciales se extienden los tallos sobre una rejilla y se hace pasar vapor a través de ellos. Las flores liberan la esencia vegetal en forma de vapor, que es enfriado en tanques específicos para recoger el aceite esencial.

Avalada por la historia

Desde siempre la lavanda ha sido recomendada para casi todas las dolencias del ser humano. Los griegos ya la utilizaban contra las infecciones de la garganta el estreñimiento y algunas afecciones respiratorias.

Los romanos esparcían flores de lavanda en el suelo de sus baños públicos, tanto por su poder antiséptico como por su fragancia.

Muchos herbolarios de Europa medieval aconsejaban el uso del agua de lavanda para evitar el contagio de piojos, y durante siglos las flores secas se han usado para perfumar la ropa blanca y alejar las polillas. También se colocaban saquitos de lavanda en las almohadas para que oliera bien, y en los colchones para evitar las chinches.

El nombre de lavanda refleja su antiguo pasado: probablemente procede del término latino lavare, que significa “lavar” o de livere que significa “de color azulado”

A principio del siglo XX, las propiedades curativas de la lavanda abrieron una nueva era para la aromaterapia.

Ficha de datos Aceite Esencial de Lavanda

Nota de mezcla: Alta-media
Efecto beneficioso: Propiedades curativas
Utilidad: Imprescindible
Precio: Asequible
Grupo de aroma: Herbáceo-floral

Belleza natural con lavanda

Consejos para usar el aceite diluido de lavanda en excelentes tratamientos de belleza.

Agua de lavanda tradicional

Este clásico de la perfumería uno de los tratamientos de aromaterapia  más fáciles de elaborar:

  • 600 g de cabezuelas de lavanda fresca
  • 1 litro de agua de manantial

Calienta el agua y viértela  en una jarra con las flores de lavanda. Remueve y deja la jarra en un sitio soleado durante 24 horas.

Cuela la lavanda utilizando un filtro para café. Si deseas obtener un olor más fuerte, repite el proceso añadiendo más lavanda.

Consérvala en un frasco en el frigorífico.

Loción suavizante para manos

Para realizar esta loción necesitaremos:

Remueve bien la mezcla para amalgamar los aceites y consérvala en un tarrito de cosmética.

Aplícate una pequeña cantidad después de realizar las tareas domésticas o antes de acostarte, de manera que pueda actuar durante toda la noche.

Loción corporal

Excelente para veranos sofocantes o para la piel reseca. Esta loción es muy refrescante, pero ¡cuidado con las pieles sensibles al alcohol!

Mezcla los aceites y el vodka en una jarra, añade el agua y remueve.

Vierte la mezcla en un atomizador y guárdala en el frigorífico.

Agita el frasco antes de usarlo.

Mezclas calmantes para el baño

Lavanda y vetiver

Lavanda, geranio y azahar

Mezcla refrescante para pebeteros

La mejor forma de impregnar tu hogar de gratificantes aromas. Para tonificar un cuerpo o una mente cansados, llena el depósito del pebetero con agua. Después añade:

  • 5 gotas de aceite puro de lavanda
  • 2 gotas de aceite puro de limón
  • 1 gota de aceite puro de pomelo

Enciende la mecha para calentar los aceites. Ten controlado el pebetero y rellena el agua regularmente, de manera que el depósito no llegue a secarse nunca.

Hogar fragante con lavanda

Lleva el aroma de la lavanda a tu hogar y disfruta a la vez de los beneficiosos efectos de su color en la decoración.

El color en el hogar

Los numerosos matices de color de la lavanda pueden ayudar a dar un aire de frescor a cada habitación de tu casa.

Mucha gente asocia el color lavanda con jardines y campos, con aire fresco y cielos soleados. Esta asociación posee un efecto psicológico directo que levanta el ánimo.

La sencillez del color lavanda lo hace ideal para trabajar con él. A menudo se le considera un color femenino, pero combinado con su color opuesto —amarillo brillante— o incluso con un azul oscuro, puede quedar bien en habitaciones masculinas.

Las cortinas y las tapicerías lavanda aportan calma a una habitación muy luminosa, y pueden dar color a un cuarto de baño o a un sofá (véase abajo). Ya puedes empezar a introducir en tu hogar un color tan beneficioso.

Decoración con color lavanda

¡CONSEJO! Algunos diseñadores e interiores juegan con los matices del color lavanda. Su consejo es usar tonos más claros en las paredes y tonos más fuertes para accesorios clave corno los cojines.

Saquitos de lavanda

Ideales para el armario o para los cajones de ropa blanca, estos saquitos decorativos duran años. Necesitarás:

  • Organdí
  • Hilo de bordar y aguja
  • Hilo de coser
  • Lavanda seca
  • Aceite de lavanda

1.- Para cada saquito, corta dos cuadrados de organdí de 12 cm. Junta los reveses de cada cuadrado y cose a máquina tres lados, a 1 cm del borde. Dale la vuelta al saquito y llénalo con la lavanda seca.

No llenes los saquitos demasiado: tiene que quedar sitio para que la lavanda se mueva dentro del saquito, liberando así mejor su aroma. Vierte unas gotas de aceite esencial sobre la lavanda seca para que el perfume dure más tiempo. Prende con alfileres y cose el cuarto lado.

2.- Con tres hebras de hilo de bordar, cose un cordoncillo decorativo a lo largo de los bordes. Pueden quedar bien una cadeneta, una espiguilla o unos bodoquitos. No obstante, ten presente que si transcurrido el tiempo desearas rellenar los saquitos, los puntos complicados dificultarán su reapertura.

Salud con Lavanda

La lavanda es excelente para pequeños achaques.

Efectos beneficiosos del Aceite de Lavanda

Sobre el cuerpo

La lavanda resulta de utilidad en el tratamiento de escaldaduras, quemaduras menores, cortes, rasguños, inflamación, eccema, dermatitis, desmayos, dolores de cabeza, insomnio, migraña, náuseas, infecciones bacterianas, acné, forúnculos, reumatismo y artritis.

Sobre la mente

La lavanda alivia la ansiedad, el estrés y la tensión. Se utiliza como calmante, tranquilizante y relajante.

Después del sol

Baño refrescante

Un baño muy caliente sólo favorece que la capa más externa de la piel se reblandezca, se escame o se pele. Opta por este baño tibio, que calmará tu piel.

  • 2,5 ml de aceite de lavanda diluido
  • 2 gotas de aceite esencial puro de lavanda
  • 1 gota de aceite esencial puro de manzanilla

Añade los aceites a la bañera llena de agua templada.

Gel calmante

El aloe vera es un excelente refrigerante cutáneo, posee importantes propiedades curativas y puede usarse sin riesgos en combinación con aceites esenciales.

  • 5 ml de gel de aloe vera
  • 5 gotas de aceite esencial puro de lavanda

Mézclalos en la palma de las manos y aplícalo sobre la piel enrojecida.

Spray After Sun

Consérvalo en un atomizador, dentro del frigorífico, y úsalo para refrescar tu piel.

  • 250 ml de agua de manantial
  • 20 gotas de aceite esencial puro de lavanda

Agítalo bien antes de pulverizar la piel con él.

Protección de la piel en la playa
Utiliza la lavanda para calmar tos efectos nocivos del exceso de sol sobre la piel.

Escaldaduras leves

Enfría la zona con agua, aplica lavanda pura y cubre la herida con una gasa. Cambia el apósito periódicamente; cuando el área presente menos dolor, exponla al aire.

Cuando la lesión empiece a curar, mezcla una o dos gotas de aceite puro de lavanda con una pequeña cantidad de gel de aloe vera y aplícate esta mezcla regularmente.

Insomnio

La lavanda es eficaz contra el insomnio. Sus efectos calmantes ayudan a conciliar el sueño. Prueba estas sugerencias y experimenta tales efectos.

Calmante nocturno

  • 5 ml de aceite de lavanda diluido
  • 2 gotas de aceite esencial puro de lavanda
  • 2 gotas de aceite esencial puro de manzanilla

Frota un poco en el pecho y en el plexo solar (punto donde la caja torácica presenta forma de V).

Sustancia pura

Si viertes 4 gotas de aceite puro de lavanda sobre tu almohada te ayudará a conciliar el sueño.

Acne

Un cambio en la dieta resulta muy útil ante este trastorno; evita los alimentos en conserva, muy azucarados y grasos, y consume gran cantidad de frutas y verduras frescas.

Sauna facial

  • 2 gotas de aceite esencial puro de lavanda
  • 1 gota de aceite esencial puro de limón

Inclina el rostro limpio sobre un recipiente con agua que desprenda vapor y que contenga estos aceites. Cúbrete la cabeza con una toalla y mantén los ojos cerrados (incorpórate para respirar aire fresco cuando lo necesites). Al terminar, tonifica tu cara con agua de lavanda. Repite esta operación una vez a la semana.

Loción limpiadora

  • 10 ml de hamamelis
  • 1 gota de aceite esencial puro de limón
  • 3 gotas de aceite esencial puro de lavanda
  • 2 gotas de aceite esencial puro de melaleuca

Con un algodón, aplica la loción con ligeros toques sobre los granos.

Aceite facial antiacné

  • 20 ml de aceite de almendras
  • 10 ml de aceite de lavanda diluido
  • 1 gota de aceite esencial puro de geranio
  • 1 gota de aceite esencial puro de limón

Aplica una pequeña cantidad sobre el rostro, cuello y espalda antes de irte a la cama.

Cortes y rasguños

1.- Lava el área con agua y límpiala con una taza de agua hervida y fría, a la que habrás añadido 2 gotas de aceite puro de lavanda y otras 2 de aceite puro de melaleuca.

2.- Aplica aceite puro de lavanda alrededor del área lesionada.

3.-Pon 2 gotas de aceite puro de lavanda en una gasa estéril y cubre con ella la herida; cambia el apósito dos o tres veces al día.

* Ante cualquier duda que te preocupe, consulta siempre a tu médico.

Protege a tus mascotas con Lavanda

La dificultad en la lucha contra las pulgas radica en su modelo de reproducción: pueden hacer su nido en alfombras, sofás o camas. Si sufres este problema en forma de plaga, consulta a un veterinario.

Los perros resultan más fáciles de tratar que los gatos, ya que éstos, al restregarse con las patas la zona periocular, pueden hacer que el aceite penetre en los ojos. No viertas aceite puro sobre el pelo del animal. Un buen método consiste en lavar a menudo su cama y preparar una dilución a base de agua y un par de gotas de aceite puro de lavanda para pulverizar tus alfombras y sofás.

Tratamiento anti-pulgas para perros

  • 600 ml de agua caliente
  • 2 gotas de aceite esencial puro de lavanda
  • 2 gotas de aceite esencial puro de cedro del Atlas

Agita bien los aceites esenciales para disolverlos en el agua. Empapa el cepillo de tu perro en esta solución y, a continuación, cepíllalo bien. Como alternativa, puedes mojar un trapo en la solución y frotar con él el pelo del animal. Asegúrate de que no toca la cara del animal, ni las delicadas zonas de la región ventral.

Tratamiento anti-pulgas para perros

Tratamiento anti-pulgas para gatos

Empapa un collar de tela en la solución siguiente.

  • 150 ml de agua
  • 5 ml de alcohol (sirve el vodka)
  • 3 gotas de aceite esencial puro de lavanda
  • 3 gotas de aceite esencial puro de melisa

Espera a que se seque antes de usarlo. Repite la operación cada 5 semanas.

Pulveriza su cama con esta solución, una vez a la semana, durante seis semanas.

  • 150 ml de agua
  • 5 ml de alcohol (vodka)
  • 1 gota de aceite esencial puro de lavanda
  • 1 gota de aceite esencial puro de melisa

* Ante cualquier duda que te preocupe, consulta siempre a tu veterinario.

Los aceites Esenciales de Lavanda más vendidos

Scroll hacia arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies