Aceite esencial de Azahar

Aceite esencial de Azahar

El aceite esencial de Azahar es un aceite vigorizante, muy indicado para aliviar la tensión nerviosa, la ansiedad, los casos leves de depresión y el estrés.

El aceite esencial de azahar (también conocido como petit-grain) se obtiene mediante destilación por vapor de las hojas y ramitas del naranjo amargo (Citrus aurantium var. amara o C. bigaradia).

De la flor del mismo árbol se obtiene otro valioso aceite esencial, el de neroli, en un proceso de destilación cuyo subproducto es el agua de azahar. Hay además un aceite esencial de naranjas amargas, que se extrae de la corteza de la fruta.

Sólo una pequeña fracción de la producción mundial de aceite de azahar se destina a la aromaterapia. La mayoría se emplea en la industria alimentaria, corno aromatizante para refrescos, así como en perfumería y cosmética.

Aunque el árbol es originario del sudeste asiático, en la actualidad su cultivo está muy extendido en el Mediterráneo y las regiones subtropicales de todo el mundo. El naranjo es un árbol perennifolio, de hojas relucientes. Las flores blancas se presentan aisladas o en pequeños racimos y se caracterizan por una intensa fragancia. Cuando aún no se han marchitado, aparecen las naranjitas de piel gruesa y áspera.

Las naranjas amargas se utilizan industrialmente para preparar corteza confitada y mermelada. En el pasado, las destilerías de los alrededores de la ciudad francesa de Grasse extraían el aceite esencial de las naranjas todavía verdes, cuando aún no superaban el tamaño de una cereza, de ahí el nombre francés petit-grain, que significa simplemente «grano pequeño». Esta vía de producción no resultó rentable, porque reducía considerablemente la cosecha de naranjas maduras.

Según los conocedores, el mejor aceite de azahar procede del sur de Francia y otras regiones del Mediterráneo, aunque también Tunicia, Marruecos, Egipto y Paraguay producen aceites de buena calidad.

Este aceite esencial es un líquido de color amarillo pálido o ámbar, con un aroma fresco que recuerda el del azahar, pero con una base amarga, entre amaderada y herbácea. En general, se considera refrescante, relajante y vigorizante.

También se extraen diversos aceites de las hojas, las ramitas y los frutos sin madurar de otros cítricos, entre ellos el limonero, el naranjo común y los árboles de las mandarinas, las clementinas y las bergamotas. Cada uno de estos aceites tiene un aroma de características distintivas.

Hay asimismo un aceite bastante difícil de conseguir, denominado Petitgrain sur fleurs doranger, extraído mediante redestilación del aceite esencial de azahar sobre flores frescas de azahar del mismo árbol (la variedad de naranjas amargas). Se trata de un producto que sólo comercializan los proveedores especializados.

Propiedades de sus hojas

Fuera de la cuenca del Mediterráneo, las hojas del naranjo prácticamente no se usan con fines medicinales. Sin embargo, tienen los mismos efectos calmantes que las flores de azahar, más difundidas, y se pueden utilizar por lo tanto para tratar la tensión nerviosa, la depresión leve, las palpitaciones, la ansiedad, el insomnio y la migraña de origen nervioso.

Si dispones de un jardín donde plantar tu propio naranjo (preferiblemente de la variedad de naranjas amargas, pues al parecer sus hojas son más potentes), o si puedes cultivar un ejemplar pequeño en la terraza o incluso dentro de casa, podrás emplear las hojas con fines medicinales.

Para preparar una infusión, pon 4-6 hojas frescas en una taza, añade agua hirviendo y deja reposar durante 15 minutos. La dosis habitual es de 2 o 3 tazas de infusión al día, una de ellas tomada antes de irse a dormir.

Azahar y aromaterapia

A diferencia de la mayoría de los aceites esenciales, el de azahar no tiene una larga historia de usos medicinales. Hasta hace relativamente poco, sólo se empleaba en perfumería.

Sin embargo, es un aceite interesante, con propiedades similares a las del neroli, por lo que puede resultar útil para aliviar la tensión nerviosa, la ansiedad, las palpitaciones, la depresión leve y otros trastornos relacionados con el estrés.

Se consiguen los mejores efectos cuando el aceite se añade al agua del baño o se emplea para masajes, sobre todo mezclado con otros aceites relajantes. Mezclado con aceites depurativos, como el de enebropomelo o hinojo, resulta eficaz aplicado en masajes para tratar la retención de líquidos característica del síndrome premenstrual.

Para el cuidado de la piel, el aceite de azahar tiene propiedades levemente antisépticas, por lo que está indicado para tratar la piel manchada y la caspa asociada con cabello graso. También puedes utilizarlo en tratamientos faciales de vapor, mascarillas limpiadoras y tónicos para el pelo y la piel.

Ficha de datos Aceite Esencial de Azahar

Nota de mezcla: Media

Efectos beneficiosos: Propiedades antiestrés

Utilidad: Versátil

Precio: Asequible

Grupo de aroma: Verde/floral

Belleza natural con Azahar

Cómo utilizar este versátil aceite para sentirte fresca y vital.

Tratamiento en tres pasos para piel grasa

Una limpieza facial profunda, una vez por semana, ilumina y tonifica la piel, reduce la secreción de grasa y combate las manchas y los puntos negros. Te decimos cómo hacerlo:

Primero ponte en la cara y el cuello la leche limpiadora; a continuación, deja que actúe el vapor facial sobre tu cara durante 5 minutos. Finalmente, aplícate la mascarilla facial.

Para obtener resultados óptimos, deja que tu piel «respire» durante al menos dos horas después del tratamiento, libre de lociones y cosméticos.

Primer paso. Leche limpiadora

La leche es excelente para limpiar todo tipo de piel. Según la doctora británica de finales del siglo XIX Anna Kingsford, «la única forma de eliminar los puntos negros consiste en lavarse con agua muy caliente y aplicar después compresas de leche tibia». Con el añadido dé una pequeñísima cantidad de aceite esencial, la leche se convierte en un antiséptico suave pero eficaz para tratar manchas, granos y puntos negros.

  • 1 gota de aceite puro de lavanda
  • 1/2 cucharadita de aceite de azahar diluido
  • 1 cucharada de leche entera

Añade el aceite esencial de lavanda al aceite diluido de azahar. Templa la leche, viértela en un recipiente pequeño, añade los aceites y agita bien.

Límpiate la cara y el cuello con bolitas de algodón impregnadas en la mezcla.

Segundo paso. Vapor facial

  • 600 ml de agua hirviendo
  • 2 gotas de aceite puro de azahar

Vierte el agua en un cuenco resistente al calor y añade el aceite esencial. Cúbrete la cabeza y deja la cara expuesta al vapor unos 5 minutos; elimina el exceso de humedad con una toalla suave.

Tercer paso. Mascarilla facial

En esta mascarilla, el perejil es un ingrediente fantástico, que reduce el exceso de grasa y confiere a la piel un tono muy saludable. El yogur y la arcilla verde sirven para tonificar y limpiar profundamente la piel.

  • 15 g de perejil fresco
  • 1 cucharada de bioyogur natural
  • 1 gota de aceite puro de azahar
  • 1 cucharada de arcilla verde

Pica finamente el perejil y machácalo en el mortero hasta que salgan los jugos. Mezcla el perejil con el yogur, añade el aceite esencial y completa la mascarilla con suficiente arcilla verde para formar una pasta espesa.

Aplícatela sobre la cara y el cuello, evitando la delicada piel de alrededor de los ojos. Pasados 10-15 minutos, lávate con agua fría y sécate con una toalla suave.

Loción corporal refrescante

Para sentirte fresca y renovada a cualquier hora del día, prueba esta fantástica loción.

Pon el vinagre en una botella o en un frasco con atomizador, añade los aceites y agita bien. Vierte el agua destilada y vuelve a agitar el recipiente.

Aplícate la loción por todo el cuerpo, evitando los ojos. Agita siempre antes de usarlo.

Loción corporal refrescante

Mezcla de azahar para masajes

Una combinación relajante.

Vierte el aceite de azahar en un platito de porcelana. Añade los otros aceites y remueve con el dedo para mezclarlos.

Cuidado del cabello

Si tienes el pelo muy largo y espeso, utiliza cantidades mayores que las indicadas en estas recetas.

Baño de miel y aceite (para la caspa)

Adecuado para casi todos los tipos de cabello, excepto los muy grasos. Es eficaz hasta en los casos más rebeldes de caspa.

  • 15 ml de aceite de almendras dulces
  • 1/2 cucharada de miel clara
  • 10 ml de aceite diluido de azahar
  • 1 gota de aceite puro de romero

Pon el aceite de almendras y la miel al baño María, removiendo sin cesar. Cuando la miel se haya disuelto, retira el recipiente del calor y, sin dejar de remover, añade primero el aceite diluido de azahar y después el esencial puro de romero.

Aplícate la mezcla en el cuero cabelludo, masajeando, y luego, con un peine, extiéndela por todo el pelo. Cúbrete la cabeza con un gorro de ducha y espera alrededor de 1 hora antes de lavarte el pelo con un champú suave de pH equilibrado. Para aumentar la eficacia del tratamiento, añade vinagre de sidra al agua del último aclarado (unas 4 cucharadas en 5 litros de agua).

Baño de limón, miel y azahar (para pelo graso con caspa)

  • 1 cucharada y media de miel clara el zumo de medio limón
  • 1 gota de aceite puro de azahar
  • 1 gota de aceite puro de romero

Funde la miel en un cuenco resistente al calor, al baño María. Retira el recipiente del calor y añade, removiendo, el zumo de limón y los aceites esenciales. Prosigue como en la receta anterior.

Gel de baño o ducha

  • 30 ml de gel de ducha sin perfume
  • 2 gotas de aceite puro de azahar
  • 2 gotas de aceite puro de neroli
  • 3 gotas de aceite puro de naranja
  • 2 gotas de aceite puro de pomelo
  • 1 gota de aceite puro de romero

Mezcla bien y vierte un poco en el agua cuando la bañera esté casi llena. En la ducha, pon un poco en una esponja y aplícatelo por todo el cuerpo.

Hogar fragante con Azahar

Llena tu casa con el delicioso aroma del Azahar.

Velas perfumadas

Necesitarás:

  • 2 cazos, uno más grande que el otro
  • 180 g de cera de parafina
  • 15 g de estearina
  • Mecha
  • Tijeras
  • 2 conchas
  • Lápiz o una pajita de refrescos
  • Cuchara metálica
  • Barritas para teñir la parafina (amarillo y rojo)
  • 10 gotas de aceite puro de azahar
  • Termómetro de cocina
  • Muselina
  • Un paño

1.- Pon la cera y la estearina en el cazo pequeño y deja que se disuelvan al baño María, removiendo de vez en cuando.

Para cada vela, corta un trozo de mecha dos veces más largo que la profundidad de la concha y sumérgelo en la cera fundida. Vierte un poco de cera en el fondo de la concha y hunde en su interior, apretando, un extremo de la mecha.

Ata el otro extremo de la mecha a un lápiz o una pajita y deja el objeto utilizado apoyado sobre la parte superior de la concha.

2.- Removiendo, mezcla la cera restante con las barritas de colores, hasta conseguir la tonalidad deseada. Caliéntala a fuego lento durante 2-3 minutos, hasta que alcance una temperatura de 80 °C. Deja que se enfríe un poco y añade el aceite esencial.

Vierte la mezcla en las conchas, reservando un poco, y deja que la cera se endurezca durante 2 horas. Vierte la cera reservada, para rellenar el hueco que se forma cuando la cera se enfría.

Cuando la parafina esté completamente endurecida, corta la mecha a la longitud necesaria. Frota la superficie con un trozo de muselina y sácale lustre con un paño húmedo.

Velas aromáticas de azahar

Limpiacristales con aroma de azahar

El vinagre es un buen desengrasante, y el aceite de azahar proporcionará a esta mezcla un aroma cítrico, limpio y fresco.

Necesitarás

  • 200 ml de vinagre incoloro de malta
  • 200 ml de agua
  • 5 gotas de aceite puro de azahar
  • Botella con atomizador

Mezcla el vinagre con el agua en la botella y añade el aceite esencial de azahar. Pulveriza los cristales con un poco de la mezcla y frota con un paño suave.

Los aceites Esenciales de Azahar más vendidos

Scroll hacia arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies